Introducción al mundo de los discus

Por: David Araniz


En el acuarismo, los peces Discus son sinónimo de dificultad: muchas veces nos han dicho, o hemos escuchado de pasada, que son peces complicados, difíciles de mantener. Creemos que no es así, más bien todo lo contrario: son hermosos peces y fáciles de cuidar, siempre que estemos informados para no cometer errores. En este artículo trataremos de conocer un poco más de esta especie.

Hablemos un poco de Discus.
Los peces Discus son pertenecientes a la gran familia de los cíclicos. Dentro de ésta clasificación primaria, se agrupan muchas especies de amplia difusión acuarística, como los peces Ángel (Pterophyllum), los Oscar (Astronotus), los cíclicos enanos (por ej. Apistogramma), los cíclicos africanos (Malawi, Tanganykas), etcétera. Todos estos y muchos más, están emparentados con el género Symphysodon al que pertenecen todas las especies de Discus. El hábitat natural de los peces Discus es exclusivo de América del Sur, en donde habitan en las tranquilas aguas de los afluentes del Amazonas. Estas aguas negras, oscuras y ácidas, pero muy limpias, discurren por las regiones selváticas de toda la Amazonia. Los Discus suelen elegir los lugares más tranquilos y se esconden entre la vegetación sumergida o entre el ramaje de los árboles caídos al agua. De esta forma están bastante protegidos de sus predadores y pueden establecer sus propios territorios. Si no fuese por el considerable cambio de nivel de las aguas entre la época seca y la temporada de lluvias, lo más probable es que en toda su vida apenas se llegasen a alejar unos pocos metros de su territorio. Los Discus se encuentran en varios países, incluyendo Perú, Venezuela, Colombia y, naturalmente a lo largo de toda la cuenca amazónica de Brasil. Prefieren los ríos pequeños y los lagos, pero nunca se encuentran en el propio río Amazonas. Les gustan los lugares muy protegidos y las aguas estancadas o de curso muy lento. Viven en aguas muy limpias, cálidas y con características químicas muy concretas y estables.

Tenemos varias especies y subespecies, bastantes parecidas entre sí, y que fundamentalmente se diferencian por sus colores y las franjas tanto verticales como horizontales:

Symphysodon aequifasciata axelrodi: alcanza unos 14 cm; sobre fondo marrón oscuro, dispone de franjas horizontales azules escasas.
Symphysodon aequifasciata haraldi: alcanza unos 12 cm; es muy apreciado por su resistencia y por sus bonitas franjas azules onduladas, excepto en la parte del cuerpo.
Symphysodon aequifasciata aequifasciata: de unos 15 cm. Las franjas azules desaparecen en la zona central del cuerpo, que es de tono verdoso.

Hablemos un poco de denominaciones.
Disco Verde

Imagen

Uno de los mayores esfuerzos realizados con los discos fue el que condujo a la creación de las variedades turquesa. Se partió originalmente del disco verde (S. a. aequifasciatus) para conseguir una forma turquesa que varía tanto en su intensidad de color como en las franjas verticales. Según las estirpes, pueden tener una coloración predominantemente azul o predominantemente verde. Parece ser que algunos discos turquesa han sido cruzados a su vez con discos azules (S. a. haraldi). Los discos verdes salvajes suelen tener una coloración decepcionantemente tenue si se considera que constituyen el punto de partida de algunas de las variedades de colores más fantásticos que se han obtenido hasta la fecha. El color de fondo de los ejemplares salvajes puede ser marrón, amarillo u oliváceo, con franjas verticales de color verde metálico o turquesa. Tanto entre los discos salvajes verdes como entre los azules suelen encontrarse ejemplares que tienen el cuerpo recubierto por bandas horizontales verdes o azules. A estos ejemplares se le suele llamar "Royal blue" o "Royal green" y están muy buscados. Algunos discos verdes, especialmente los de la región del rio Tefé en Brasil, tienen hileras de puntos rojos en la región ventral y en la caudal. También son muy cotizados.
Existen muchas y muy buenas estirpes de disco turquesa, pero los nombres tienden a provocar confusión. Turquesa rojo, turquesa brillante, turquesa gigante, etc., son sólo algunas de las denominaciones comerciales que se les aplican actualmente. En el mejor de los casos describen al pez; en el peor, ¡describen las intenciones que tenía su criador! Para comercializar a los discos también se emplean diversos patronímicos, y muchos criadores emplean su propio nombre para designar a sus peces. Y es correcto que así sea cuando el criador goza de una buena reputación por la calidad y regularidad de sus peces. Si usted compra sus peces, por ejemplo, a Bernd Degen, puede decir que se trata de unos "Degen rojo moteado". Pero si usted se los ha comprado a un desconocido no podría decir que se trata de ejemplares "Degen rojo moteado". Incluso en el caso de que sus progenitores procediesen efectivamente de los acuarios de Degen. Por desgracia, en este campo existe una picaresca más que considerable. Siempre hay que desconfiar de aquellos que venden peces con un nombre que no sea el suyo propio.

Disco Marrón

Imagen

Al Symphysodon aequifasciatus axelrodi cada vez hay menos gente que lo llame disco marrón, pues se ha comprobado que si se mantiene en condiciones apropiada puede mostrar un amplio abanico de tonalidades rojo, naranja y amarillo, así como diversas proporciones de coloración azul en la cabeza y las aletas dorsal y anal. Por lo tanto, los híbridos de disco marrón tienen nombres comerciales tales como: rojo cereza, rojo manzana, rojo tomate, mandarina, naranja, etc. Todos estos nombres suelen describir la coloración del pez con bastante exactitud, pero hay que desconfiar de los ejemplares jóvenes con un color muy intenso. Puede ser que hayan sido sometidos a una dieta enriquecida artificialmente en carotenos, que no es más que un truco comercial para potenciar su color. Cuando a un pez de color marrón se le dan de comer grandes dosis de caroteno (generalmente en forma de huevos de camarón), suelen adquirir una coloración naranja o roja muy intensa. Por desgracia, esta coloración es solamente transitoria y el comprador suele acabar con un disco vulgar y corriente de color fango. A pesar de que su apariencia pueda seguir siendo muy atractiva, el aficionado probablemente será incapaz de apreciarla y se sentirá totalmente estafado.

Disco Azul

Imagen

El disco azul Symphysodon aequifasciatus haraldi es muy parecido al disco marrón, pero suele tener más franjas azules horizontales en la cabeza y en las regiones ventral y caudal. Además, su cabeza generalmente es de un color más intenso que la del disco marrón. También puede tener una forma ligeramente distinta. El disco azul tiende a tener el cuerpo algo más alargado, mientras que el marrón es más redondeado. A veces puede ser muy difícil distinguirlos. Las variedades híbridas de disco azul suelen recibir nombres tales como cobalto, powder blue, royal blue denominación totalmente incorrecta para los discos híbridos. Todos estos peces suelen lucir una librea de color azul intenso y uniforme, con diversos grados de iridiscencia y frecuentemente, con manchas de color rojo-sangre esparcidas por todo el cuerpo y las aletas dorsal y anal. Los ejemplares de coloración uniforme suelen ser extraordinariamente atractivos.

Disco Heckel

Imagen

Discos Heckel son realmente para caprichosos y fanáticos. Dado que se trata de los discos más difíciles de reproducir en cautiverio, la mayoría de los ejemplares que nos llegan proceden de sus lugares de origen y no son en absoluto apropiados para un principiante. Los Heckel son muy sensibles a las condiciones del acuario, y se les deberá proporcionar un agua ligeramente más ácida y caliente. Sus características más evidentes son las anchas y negras franjas verticales que ocupan las posiciones primera quinta y novena. Para cualquier aficionado a los discos, la contemplación de unos Heckel en todo su esplendor es un motivo casi de éxtasis. Sin embargo, el primer objetivo de los criadores comerciales no fue otro que el intentar fijar su coloración de fondo y eliminar las franjas verticales oscuras. Muchos de los híbridos comerciales y no solamente los Heckel, han sido objeto de cruzamientos destinados precisamente a eliminar estas franjas verticales del cuerpo. Actualmente, el punto culminante de la hibridación lo constituye una variedad que es totalmente azul, sin ningún tipo de manchas o franjas, y con el ojo de color rojo-sangre.

En esta imagen se puede apreciar las variedades y colores que hay:

Imagen

El acuario
Vamos a encontrar muchas opiniones con respecto al litraje que necesita un Discus para que se sienta “cómodo”, podríamos decir que en promedio un Discus adulto necesita 40 litro por pez. También a la hora de planificar un acuario hay que tener en cuenta que estos peces son de cardumen por lo tanto se recomienda tener entre 4 a 5 ejemplares.  Los Discus son territoriales y necesitan tener lugar para esconderse por eso es ideal tener algún tronco o plantas para que el pez tenga lugar para refugiarse. Los compañero de los Discus pueden ser algunos tetra como el neón (Paracheirodon innesi), borrachito (Hemigrammus rhodostomus) o de fondo como las coridoras, simple debemos buscar peces que necesiten el mismo tipo de condiciones del agua. 

Un poco de química
Como ya mencionamos, el origen del Discus es America del Sur, más precisamente la Amazonas, por lo tanto son peces de agua blanda donde su PH puede variar entre 6 a 7 y donde un GH puede ser 2° como mucho. La temperatura del acuario puede oscilar entre 27° a 29° si los tenemos a menor temperatura es probable que el pez se enfermen.

Conclusión
Estos peces no son tan difíciles una vez que uno lo estudio, acá les dejo unos tips importantes a la hora de pensar en tener Discus:
- El acuario tiene que ser amplio como mínimo 250 litros.
- Tener buena calidad de agua, medir los parámetros antes de pensar en tener Discus.
- Si son principiantes elegir peces de tamaño medio (7 a 10 cm) porque cuanto más juveniles son más difícil es sacarlos adelante.

Fuente: Recopilación de información y fotografías que se encuentran en internet.


INICIO | ATLAS | ARTICULOS | HUM | CONTACTO ©2015 Cinco Vidrios | Todos los derechos reservados | Foto de portada: Marcosk